Los chicos de 4° grado C, estuvieron viendo en clase de Lengua, los roles del emisor y del receptor, en toda comunicación. Aprendieron que el código es el lenguaje con que está hecho el mensaje y que puede ser verbal (palabras) o no verbal.

  “Creo que estamos comunicando todo el tiempo y no nos damos cuenta.

No es que hablemos mucho, comunicar es mucho más que hablar: es expresar, es escuchar, es contar con los otros. Si cuando se acerca un amigo le sonreímos, le estamos expresando sin hablar, que lo queremos. Si cuando alguien se me acerca, me doy vuelta para evitarlo, aunque no le hable, le estoy expresando mi rechazo. Si levanto mi dedo pulgar ante alguien que hace algo, lo estoy aprobando, diciéndole, sin decir, bien! Si alguien está a punto de llorar y le pongo suavemente la mano en el hombro, es que trato de consolarlo. No hacen falta palabras, pero comunico mucho con cada gesto. Y, si soy atento a mi prójimo, puedo percibir si va caminando apesadumbrado, o si va liviano y feliz. Y si me levanto a la mañana, y medio dormido, me hago la señal de la cruz, le estoy diciendo a Dios, que creo en Él, que es mi Padre, que es Hijo y que es Espíritu Santo, viento y fuego que ilumina el mundo.

Vivimos comunicando porque somos imagen de Dios, que es a la vez Uno y Tres personas. Jesús se hizo humano para comunicarnos que el Dios infinito nos ama, y está escondido en cada uno de nosotros. Hay que saber mirar… y escuchar. Con eso alcanza y sobra!”