En la sala estamos conociendo a este gran pintor. Queremos compartir con ustedes cómo fue que empezó a pintar.

Sus papás tenían una carbonería y él los ayudaba en el reparto de pedidos. Así fue como Benito conoció cada rincón del barrio de La Boca, su barrio, al que él tanto quiso; guardaba cada escena que veía en su memoria y en su corazón. A veces sacaba un pedacito de carbón de la bolsa y trataba de dibujar en una baldosa o alguna pared olvidada el barco que más le había gustado.

Benito ya de grande pintó una y otra vez el puerto de La Boca y sus barcos.

Tanto nos gustó conocer su historia que nosotros tambien quisimos pintar como él con carbonillas. Les presentamos nuestros dibujos!! Esperamos que les gusten tanto como nos gustó a nosotros hacerlos.

Hasta la próxima, los chicos, Angie y Andy

 

artículos blog

Buscar Articulos