Teniendo en cuenta la dimensión del sacramento de la confirmación, dada más que nada por el enfoque independiente y voluntario que le da el colegio, venía siendo cada vez más importante y necesario para nosotros, que se dé la posibilidad de generar un espacio que tuviera la dimensión que realmente tiene la Confirmación.

Y a muchos de nosotros nos venía costando, por ahí no tanto entender que el sacramento en sí es importante, pero sí entenderlo, o verlo como algo cercano, y propio.

Este espacio de reflexión y compartida nos ayudó a animarnos a decir en voz alta nuestras inquietudes y mirarlas cara a cara. De la mano de nuestros acompañantes logramos enfrentarlas y hallar soluciones para las mismas.

Además, fue una oportunidad para parar la pelota y compartir nuestras opiniones frente a este sacramento junto a nuestros amigos. Fue liberador saber que no estábamos solos, y que más de uno se encontraba en la misma situación.

En conclusión, agradecemos este espacio, el cual nos deja expresarnos, plantear dudas, ser escuchados y crecer, en un ambiente distendido como lo es en la villa marista.

Sofía Hurtado
Alfonso Echezarreta

 

artículos blog

Buscar Articulos