El kiosco es un lugar que a los niños les resulta cotidiano. A través de esta unidad, los niños pudieron explorar, observar e indagar el trabajo dentro de un kiosco, tanto los roles de las personas que allí trabajan, como el de las personas que también trabajan para el funcionamiento del Kiosco, pero no se ve (los repartidores, las personas que le venden al kiosquero, etc).

A través de un recorte que les resulta familiar, los niños pudieron dramatizar situaciones de la vida cotidiana, seguir acercándose a los números y las letras, familiarizarse con la compra – venta, armar entrevistas, etc.

¡Fue una hermosa experiencia!

Julia y Mariana

 

artículos blog

Buscar Articulos