Durante el mes de octubre, alumnos de 2do año nos fuimos de retiro. Actividad propuesta por la Pastoral para seguir creciendo en nuestra espiritualidad.

El retiro fue una experiencia fructífera en la que aprendimos valores que recordaremos toda nuestra vida, como el de escuchar. Durante estos días de reflexión, realizamos actividades tanto individuales como grupales, que nos ayudaron a conocernos, trabajando con nuestras etiquetas, ya sea las que nos ponemos nosotros mismos, como las que nos ponen los demás, que compartimos con nuestra fraternidad y el grupo.

En mi opinión el retiro fue un encuentro con nosotros mismos, y de cada uno con Jesús, que se disfrutó mucho, y que nos permitió crecer individualmente y con los demás.

Santiago Córdoba.

 

artículos blog

Buscar Articulos