Entendemos por adaptación el proceso en que niños, padres y educadores establecemos contacto por primera vez, donde se va observando y descubriendo las particularidades de cada miembro involucrado, así como el espacio físico en el que permanecerá el niño.

Durante esta etapa realizamos distintas actividades para lograr una buena integración dando lugar a que el grupo se conozca e interactúe. El juego fue el medio por cual se logró este fin, como juegos de expresión corporal con aros, con telas y pelotas. Impulsamos juegos de mesas que les permitieran interactuar en pequeños grupos. Buscando fomentar  la imaginación escuchamos cuentos y poesías, dibujamos y pintamos con témperas hasta tener todo el delantal lleno de colores. En el jardín, también, encontramos amigos además de la posibilidad de divertirnos y aprender. 

Turno Tarde - Julia y Elena