El día empezó con nuestra llegada al campo de deportes de Pilar y el encuentro con los chicos del Manuel Belgrano. Después de llegar y organizarnos, empezaron las actividades deportivas en las cual los chicos jugaron al fútbol, y las chicas al hockey, al vóley y al fútbol también.

Esto fue muy divertido porque pudimos hacer deporte con gente que habitualmente no lo hacemos, y pudimos conocer chicos de otro colegio desde este aspecto. La jornada deportiva terminó con una carreara de posta en la cual ambos colegios estábamos mezclados en diversos equipos. La carrera estuvo muy pareja, pero sin duda hubo un equipo ganador.

Al terminar las actividades físicas tuvimos tiempo para almorzar y descansar un poco, y de paso conocer un poco más a los chicos de Manuel Belgrano, de forma más relajada.

Después de este recreo, tuvimos una actividad de pastoral que consistió en separarnos en grupos y hacer determinadas consignas. Todas éstas estaban relacionadas con el espíritu maristas y con Marcelino.

En conclusión, pensamos que éste encuentro nos sirvió mucho porque pudimos conocer gente de otro colegio marista y entablar relaciones con ellos. Fue un día diferente, en el cual nos pudimos divertir mucho.

Agustina Torino
Pedro Caravelli